acuerdo

Alojamiento temporario: la Unión Europea acuerda nuevas medidas

Los Estados tendrán 24 meses para adaptar sus sistemas de registros y crear la infraestructura tecnológica necesaria para un ecosistema turístico equilibrado.

El Consejo y el Parlamento Europeo alcanzó un acuerdo provisional sobre el proyecto de reglamento de recogida e intercambio de datos de alquileres de corta duración (alojamiento temporario). Esto con el fin de promover un ecosistema turístico equilibrado dentro de la Unión Europea y aumenta la transparencia de dicha actividad.

Las nuevas reglas introducen requisitos de registro armonizados para anfitriones y propiedades de alquiler a corto plazo, incluida la concesión de un número de registro único que se mostrara en los sitios web de prioridades, con el objetivo de mejorar la recopilación y el intercambio de datos de anfitriones y plataforma en línea.

En la propuesta se ha acordado adaptar el nuevo reglamento a las disposiciones pertinentes de la Ley de Servicios Digitales y la Directiva de Servicios.

Rosana Morillo, secretaria de Estado de Turismo de España, destacó: “El nuevo reglamento crea un conjunto único y sencillo de reglas de información para las plataformas y facilita los procedimientos de registro para los anfitriones.”

Además, resalta que otorga una mayor transparencia, mejorará la confianza de los viajeros y ayudará a las autoridades a diseñar mejores políticas turísticas para garantizar la sostenibilidad social y ambiental, al tiempo que ayudará a controlar las actividades ilegales.

La medida que tomó la Unión Europea para el alojamiento temporario

Los tres puntos claves acordados por el Parlamento Europeo para alquileres temporarios:

  • Registro más sencillo: establece un procedimiento de registro en línea gratuito para propiedades en alquiler a corto plazo en los países de la UE que lo requieran. Una vez completado el trámite, los anfitriones recibirán un número de registro que les permitirá alquilar su propiedad.
  • Servicios de alquiler más seguros: las plataformas en línea deberán garantizar que el número de registro del anfitrión permitan a los usuarios identificar la propiedad en el anuncio y que información proporcionada sea fiable y completa.

Las autoridades competentes pueden suspender los números de registro, pedir a las plataformas que eliminen listados ilegales o imponer sanciones a las plataformas u hosts que no cumplan.

  • Transmisión de datos: según el acuerdo, los estados miembros establecerán un punto de entrada digital único para recibir datos de las plataformas sobre la actividad de anfitrión mensualmente. Loas micro y pequeñas plataformas con un promedio de 4.250 listados o menos lo harán cada tres meses.

El objetivo de este reglamento es mejorar la transparencia en el ámbito del alquiler de alojamiento a corto plazo. Los datos recogidos se utilizarán para compilar estadísticas, permitir a las autoridades públicas, evaluar mejor la situación sobre el terreno y mejorar los servicios turísticos en su zona.

La Eurocámara y el Consejo, colegisladores de la UE, tendrán que respaldar y adoptar el acuerdo alcanzado antes de que se convierta en ley. Tras su entrada en vigor, los Estados miembros tendrán 24 meses para adaptar sus sistemas de registro y crear la infraestructura necesaria sobre tecnología que nace de la información recaudada.

El alquiler de apartamentos, casas o habitaciones por periodos cortos de tiempo se han convertido en una forma habitual de alojamiento para turistas viajeros, impulsados por plataformas online como Airbnb, Booking, TripAdvisor o Expedia.

De acuerdo a datos de Eurostar citados por el Parlamento Europeo, estas viviendas actualmente representan casi una cuarta parte del total de alojamiento turístico en la Unión Europea.

Si bien estos alquileres turísticos generan beneficios para los anfitriones, los turistas y algunos destinos, también es motivo de preocupación para las comunidades locales, ya que generan presión en algunos barrios, impacta en los precios y provoca la falta de vivienda asequible, e incluso supone una competencia desleal para establecimientos reglados.

Deja tu comentario