TRANSPORTE TURÍSTICO TERRESTRE

Transporte turístico podría radicalizar protestas

Este 8 de julio representantes de transporte turístico terrestre realizaron protestas pacíficas a nivel nacional. Tienen varios pedidos que no han sido atendidos por el gobierno. En el caso de no tener una respuesta pronta, se planifica una radicalización de las manifestaciones.

La mayoría de gremios de transporte turístico terrestre tiene varios pedidos puntuales para este sector que incluyen:

-Moratoria de los créditos con la banca y casas comerciales por un año

-No realizar el proceso de matriculación y revisión vehicular

-Eliminación de tasas municipales y del Mintur en 2020

-Flexibilización de la actividad. Es decir que legalmente se permita cubrir un segmento de traslados VIP (cómodos, privados y seguros) para personas que elijan esta opción.

-La exoneración de los vehículos en iguales condiciones que el transporte público

-ANT apresure los trámites a cambio de unidad, habilitación, cambios de cupo

-Eliminar las auditorías externas para transporte turístico se fijan en los patrimonios no en la factura

-Ampliación de vida útil a 20 años de las unidades

-Línea de crédito real para el sector

URGE UNA RESPUESTA DEL GOBIERNO PARA EL TRANSPORTE TURÍSTICO.

Los representantes de asociaciones de transporte turístico mantuvieron reuniones sobre varios temas sin éxito. David Carrasco, vocero de la Asociación de Transporte Turístico de Ecuador, señaló en una entrevista con Ladevi, entre otras cosas, la importancia de un crédito real para las empresas del gremio:

“La respuesta ante cada uno de los pedidos fue con una argumentación no válida como por ejemplo cuando solicitábamos una línea de crédito (las autoridades) señalaban que ya existía la línea de crédito Reactívate, pero esta línea no cubre la necesidad actual del sector de la transportación, pues el crédito limita el pago de otros préstamos que es lo que realmente nos aqueja en este momento sobre el tema bancario”.

Uno de los requisitos para acceder al crédito “Reactívate Ecuador”, explicó Carrasco, es un flujo de caja para los próximos meses y años. Sin embargo, no existe certeza para la viabilidad del turismo en el país. Además, existen antecedentes a la emergencia sanitaria, ya que en octubre de 2019 el sector turístico tuvo pérdidas millonarias debido a las manifestaciones en contra del gobierno nacional. Estos gremios reconocen que deben pagar sus deudas. Sin embargo, requieren opciones más allá del refinanciamiento.

CONTRADICCIONES Y DESCOORDINACIÓN PARA LA REACTIVACIÓN TURÍSTICA.

Hasta el momento la mayor parte de la cadena de valor posee un protocolo de bioseguridad emitido por el Mintur para volver a las actividades turísticas. Sin embargo, uno de los impedimentos para esto es la semaforización que se divide en tres partes: roja, amarilla y verde. Cada provincia mantiene colores diferentes y restricciones a la movilidad de acuerdo con las placas de cada unidad, lo que dificulta el traslado.

“¿Cómo puede realizar un operador de transporte o una agencia de viajes un programa de dos días para reactivar el turismo si existe esta restricción de circulación?”, señala Carrasco y añade: “Si quieren reactivar la actividad deben flexibilizar estas decisiones menores para que los operadores puedan crear programas y paquetes lo más flexibles posibles para los turistas locales obviamente porque extranjeros no tenemos y probablemente no tengamos en mucho tiempo”.

Si no reciben una respuesta pronta por parte de las autoridades, las acciones futuras de los gremios de transporte turístico incluyen radicalizar las protestas en el marco de la ley y bajo normas de bioseguridad.

Notas de Tapa