PANORAMA

Airbus A380: una segunda vida para el superjumbo

En tan sólo 15 años, el Airbus A380 cambió su futuro, otrora promisorio. De hecho, algunos ya están desguazados, pero como el ave fénix, otros están renaciendo.

Cuando todo hacía pensar que la corta historia del Airbus A380 estaba echada, un soplo de revitalización comienza a sentirse en el aire. Fue creado para quitarle el largo reinado que ostentó el Boeing B-747, pero como es sabido, el superjumbo europeo ya no se fabrica más. Debutó no hace tanto, en octubre de octubre de 2007, pero los tiempos modernos le dieron la espalda.

La virtud de poder transportar hasta 544 pasajeros a más de 15 mil kilómetros fue vencida por su baja eficiencia operativa: elevado consumo de combustible y alta huella de carbono. Fue el fin de los cuatrirreactores.

Sin embargo, lentamente y contra muchas predicciones, el A380 está regresando a los cielos.

Airbus A380.jpg
Como la mítica ave fénix, el Airbus A380 levanta vuelo hacia una nueva vida.

Como la mítica ave fénix, el Airbus A380 levanta vuelo hacia una nueva vida.

Se fabricaron tan sólo 254 unidades. Mientras que algunos han sido desguazados y otros descansan en cementerios de aviones, la noticia de una segunda vida llega gracias a la rápida recuperación del tráfico aéreo comercial tras lo peor de la pandemia.

¿Por qué este cambio de paradigma? Sencillo: porque faltan aviones de fuselaje ancho para satisfacer la actual demanda, hay demoras en la producción de equipos sustitutos (como el A350) y porque el valor de mercado de los A380 cayó tanto que no vale la pena venderlos. Es mejor aprovecharlos.

El precio para una unidad de 10 años de antigüedad cayó un 60%. Nadie los quiere comprar. Las asiáticas Thai y Malaysia han puesto en venta todos los A380, pero no encuentran interesados.

Así, Emirates, el mayor operador de este superjumbo en el mundo, con 123 unidades en su flota, tiene hoy a más de la mitad en servicio y espera contar con 90 volando antes de fin de año. Singapore dispone de 10 A380 en uso de un total de 12 (los dos restantes están siendo reacondicionados), mientras que Lufthansa decidió desempolvar los suyos, aunque no llevarán pasajeros antes de 2023.

Extraño proyecto

A todo lo dicho se suma un singular proyecto del británico James Asquith, fundador en 2017 de Holiday Swap, la mayor plataforma de intercambio de casas del planeta, con 10 millones de usuarios en 2021.

Con base en el aeropuerto londinense de Gatwick, Asquith se propone volver “a la edad de oro del tráfico aéreo” lanzando Global Airlines en 2023. Para ello dice contar con tres A380 propios, reequipados con suites privadas en First Class con cama doble y baño privado, clases Business y Economy Premium, y una revolucionaria “Gamer Class” equipada con consolas de videojuegos y asientos ergonómicos.

El emprendedor aspira a tener 100 aviones de fuselaje ancho uniendo grandes ciudades del mundo para 2025.

Pero no todo lo que brilla es oro. Especialistas se preguntan cómo hará para conseguir los permisos en la congestionada aeroestación de Gatwick e, investigando la cuestión más a fondo, porqué no existe aún ningún A380 comprado o alquilado a su nombre.

Deja tu comentario

Notas de Tapa