Reactivar el turismo: ¿hay luz al final del túnel?

Con el inicio de la segunda etapa de la Gran Feria Turística, cuya primera fase arrojó resultados negativos, Ecuador continúa buscando la manera de dinamizar el turismo interno. En un trabajo de sinergia público-privada, hoy la estrategia incluye incentivos a las agencias, financiación para los pasajeros y capacitación. El sector privado asegura que se necesita más promoción al exterior.

Fue en 2016 cuando el nuevo gobierno de Ecuador comenzó a erigir una estrategia agresiva para imprimirle mayor dinamismo al turismo. Entonces surgió la Gran Feria Turística de Ecuador, que en su primera etapa ofreció el empaquetamiento del producto turístico del país a través de programas que recorren Ecuador por tierra o por aire. Sin embargo, esta primera herramienta implementada por el Ministerio de Turismo no obtuvo resultados positivos.

¿Qué ocurrió? No hubo una cifra exacta de la aceptación de la feria. Además, el experimento arrojó una definición inquietante: se llegó a la conclusión de que los actores principales en el turismo del país no están lo suficientemente capacitados para vender Ecuador.

En este marco, las características que percibe el mercado son preocupantes: el ecuatoriano viaja por cuenta propia, Ecuador es un país caro, no existen suficientes capacitaciones para destinos que no sean Galápagos y el porcentaje de turistas extranjeros no es exacto, entre otros.

Ante esta realidad, José Luis Egas, ministro de Turismo (E), aseguró que actualmente el Ministerio de Turismo, junto a distintas entidades, está trabajando en fortalecer el turismo a través de proyectos que cuentan con la participación de hoteles, aerolíneas, empresas de transporte terrestre, guías, restaurantes, agentes de viajes y mayoristas. “Nuestra estrategia para vender el país se basa en precios competitivos, medios de pago asequibles y ofrecimiento de paquetes que incluyen todo. Cabe recalcar que las agencias de viajes reciben un incentivo del 10% por cada venta de paquete”, dijo Egas.

Pero además se decidió lanzar la segunda fase de la Gran Feria Turística de Ecuador, con capacitaciones acerca de la metodología de uso de los canales de comercialización a los operadores turísticos y agencias de viajes con el apoyo del Banco del IESS y aerolíneas que brindan sus servicios en el país. “Es la continuación de un proyecto que se basa en la oferta turística nacional y en los mercados objetivos”, explicó Egas. “Una de las ventajas de esta fase es el financiamiento del Biess para adquirir paquetes turísticos, que nos permitirá llegar a un universo de afiliados bastante grande, con precios muy económicos y a plazos más extendidos”, añadió.

Actualmente, el Mintur pone a disposición canales de comercialización para atraer clientes potenciales de acuerdo a sus intereses y lograr mayores ventas de una manera directa, por medio de agencias de viajes minoristas y turoperadores.

En esta segunda fase los distribuidores que están a disposición son Endless Expeditions, Maxitravel, Opermundo, Kemtours, Latin By Sol & Luna, Sunny Roads, Altitud Ecuador, Eurolatina, Summer Vacations, Tecnoreps, y Suárez y Suárez Agencia de Viajes.

 

¿QUÉ NECESITA EL MERCADO?

Richard Dávila, presidente de la Asociación Nacional de Operadores de Turismo Receptivo del Ecuador (Optur), mencionó que lo que necesita el mercado y las agencias de viajes son paquetes que atraigan no solo al ecuatoriano sino a los extranjeros que sean potenciales turistas no migrantes.

Al respecto, Egas aseguró que se está trabajando en ese aspecto desde el Plan de Desarrollo Turístico Nacional, diseñado para impulsar y fomentar el desarrollo turístico del país y para estimular y atraer la inversión extranjera, a partir de tres grandes proyectos: Circuito Turístico, Pueblos Mágicos y Riviera del Pacífico.

“Esta nueva propuesta de desarrollo turístico muestra la importancia del proceso de la planificación estratégica turística y cita como ejemplo a los grandes proyectos turísticos de México”, aseguró Egas.

Pero según el diagnóstico de Dávila la problemática excede a la planificación: “Ecuador no está en el mapa, no sabemos cómo vender nuestro país, hace falta mucha capacitación. Además, necesitamos recuperar nuestro fondo de promoción y ser visibles ante el mundo”, puntualizó y agregó que “Ecuador no es solo Galápagos, por lo que se deberían promocionar con más fuerza los distintos destinos que ofrece el país”.

FUENTE: reactivar-el-turismo-hay-luz-al-final-del-tunel-

Temas relacionados

Notas de Tapa