impuestos

Aerolíneas sin ISD, ¿y el resto del sector para cuándo?

Guillermo Lasso emitió el decreto que elimina el ISD para aerolíneas. Mientras tanto, el resto del sector turismo sigue a la espera de la exención de impuestos.

Según el gobierno anterior, la economía de Ecuador sufrió una contracción del 7,8% en 2020. Una de las consecuencias de este hecho para el turismo se ve reflejada en los bajos precios de paquetes, lo cual a su vez causa poca rentabilidad para las empresas. Sin embargo, las agencias deben seguir pagando impuestos, como la patente municipal, y tienen que cumplir sus obligaciones tributarias con el Servicio de Rentas Internas (SRI), IESS, entre otras entidades. Mientras las aerolíneas sí están exentas del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD). Existen diferentes perspectivas sobre esta situación.

Para Ana Molina, Office Manager de SolCaribe, el turismo aún sufre los embates de la pandemia: “No sabemos qué nos depara el futuro, a pesar de no tener una estabilidad económica, ninguna institución nos ha brindado apoyo ni facilidades, solo exigen cumplir con los pagos”.

Por su parte, Johanna Rosales, gerenta general de Go Travel (agencia que hace poco reaperturó su oficina para atender de manera más personalizada a sus clientes), indicó: “No hemos tenido comunicación con los gobiernos, pero desde el año pasado tuvimos la dicha de que las agencias de viajes, como las personas naturales, podemos hacer las declaraciones cada seis meses. Eso nos ha aliviado mucho”.

Aerolíneas ISD Go Travel.jpg
Johanna Rosales, gerenta general de Go Travel.

Johanna Rosales, gerenta general de Go Travel.

En cuanto al pago de la patente, Rosales señaló que existe un plazo para regularizar dicho trámite hasta diciembre de 2021, lo cual deja entrever que existe una intención por parte de las autoridades de diferir los costos de los impuestos para compañías de intermediación turística, mas no quitarlos, como en el caso de las aerolíneas.

Eliminación de impuestos para el trade deber ser una política pública

El presidente de la Federación de Nacional de Cámaras de Turismo de Ecuador (Fenacaptur), Holbach Muñetón, opina que también es posible incentivar a sectores como la hospitalidad: “Se pueden hacer muchas cosas, como por ejemplo bajar el umbral de acceso a los proyectos de inversión, que hoy es desde US$ 1 millón. Se puede llevar a US$ 50 mil para que el empresario turístico pueda acceder esos beneficios”.

Asimismo, los aranceles que gravan las cocinas industriales o refrigeradoras pueden eliminarse para incentivar a restaurantes y hoteles. Por último, bajar los costos de los bienes de capital también beneficiaría al turismo. Pero este objetivo se logrará si existe un trabajo en equipo y una política pública que se dedique a salvar a la industria, indica Fenacaptur.

¿Eliminación de ISD también beneficia a las agencias de viajes?

Uno de los beneficios de suprimir el ISD para las aerolíneas sería que estas bajarían las tarifas de los boletos para los usuarios, hecho que se verá o no reflejado a mediano y largo plazo. Mientras tanto, para Go Travel es un movimiento que puede traer ventajas y desventajas. “Tenemos que ver cómo vamos a desarrollar este tiempo para ver si se maneja algo a favor, en contra o nos manejamos iguales. El tema también depende de cada aerolínea, porque ellas nos dan los precios”, dijo Rosales.

Cabe resaltar que en términos generales las agencias de viajes han sido uno de los sectores más afectados, pues de acuerdo con Go Travel las comisiones por parte de las líneas aéreas han bajado del 3% y 4% al 0,5% y 1% a raíz de la pandemia. Las mayoristas también han eliminado bonos por cada venta para agentes y se está analizando retomarlos para 2022.

Para SolCaribe, la quita del ISD solamente beneficia a las compañías aéreas, pues las tarifas no se reducirán: “Si hubiese una eliminación de ISD en toda transacción en actividades turísticas realmente nos ayudaría a ser competitivos con Internet”.

Por su parte, Fenacaptur sí confía en que las tarifas de los boletos se reduzcan. “Yo creo que es un incentivo para que vengan nuevas aerolíneas. Si eso sucede se abre el juego de la oferta y la demanda, de la competitividad, y viene una pelea empresarial buena y el usuario va a salir beneficiado con tarifas más económicas y no como las que hay en este momento; recordemos que un vuelo Guayaquil-Quito puede costar hasta US$ 600”.

Líneas aéreas como Avianca aseguran estar reactivadas en un 30% a nivel internacional y doméstico en comparación con el balance de 2019, y también han sufrido pérdidas millonarias. En definitiva, las compañías continúan sorteando las consecuencias de la pandemia y esperan que las autoridades apliquen políticas que no beneficien solo a un sector del turismo, sino a todos.

Aerolíneas ISD Decreto Ejecutivo 182.pdf

Notas de Tapa