CARTA DE VIAJES

La apuesta de Europamundo por los viajes personalizados

Europamundo está reforzando Carta de Viajes, un nuevo concepto de viajes personalizados. Dos guías nos cuentan cómo diseñan "los viajes de sus sueños".

Viajes personalizados y a destinos no muy masificados parece ser la tendencia que llegó para quedarse luego del Covid. En Europamundo tradujeron esos conceptos a la práctica con el lanzamiento de Carta de Viajes, una oferta de circuitos cortos para grupos de 4 a 7 pasajeros en vehículo privado.

Los diversos itinerarios de corta duración ofrecen la experiencia de conocer pequeños pueblos y la cultura local en la compañía de un conductor-guía. Pero no sólo están diseñados a partir de lo geográfico, sino que también tienen vectores temáticos que van desde la historia, la tradición y la arqueología hasta el senderismo, enoturismo o gastronomía. “Por ejemplo, uno puede contratar un viaje siguiendo los pasos de Harry Potter en Escocia o las huellas de Drácula en Transilvania”, explicó Jesús Balza, guía y miembro del equipo de coordinación de Carta de Viajes.

Si bien la mayoría de los circuitos cargados hoy son europeos y de México, prometen que habrán propuestas en todo el mundo. De hecho, estiman que para enero ya habrá oferta de Carta de Viajes en cinco países de Latinoamérica.

Es que, a diferencia de los circuitos regulares, con Carta de Viajes no se necesita una demanda importante al destino para ofertarlo, ni salidas con fechas programadas. “Se necesita que cuatro personas quieran ir. Entonces, la ventaja justamente es que permite ampliar muy rápidamente la cantidad de destinos. Es una fórmula que no tiene límites”, señaló Luis Miguel Quintanilla, guía y miembro del equipo de coordinación de Carta de Viajes.

Embed

Flexibilidad y confirmación inmediata

El concepto de Carta de Viajes no sólo facilita la respuesta a una demanda que ansía personalización y experiencias únicas. También colabora con la golpeada dinámica comercial de operadores y agencias, ya que es un producto complementario a los circuitos regulares, que le añade valor a la venta. Asimismo, la cotización es inmediata y la disponibilidad de fechas total.

A las agencias les faltaba este producto para complementar con la venta de circuitos regulares y el avión. Forma parte de una demanda que ya existía y con la cual muchas veces nos encontrábamos cuando al acabar el circuito te pedían recomendaciones para hacer en los días que les quedaban hasta tomar el vuelo de regreso a su país. Y era difícil ofrecer circuitos específicos que ya estuvieran montados y coincidieran con esas fechas. Ahora con Carta de Viajes sí que se puede, está armado y se puede cotizar al instante”, detalló Balza. En tanto que Quintanilla destacó la posibilidad de complementar “entre una visión general de los lugares más turísticos y la realización de viajes especializados más acordes a los intereses específicos del pasajero”.

Hacer el viaje soñado por los guías

Embed

Cuando los guías hablan de Carta de Viajes lo hacen como si un chef te invitara a comer sus platos favoritos. Y ése es un aspecto intangible, pero valioso de la propuesta. “Una de las cosas que más puede ayudar a la venta es entender la cantidad de pasión que hay detrás de Carta de Viajes”, señaló Balza, quien explicó: “Cuando Europamundo decidió sacar a la luz Carta de Viajes éramos muchos los guías con tiempo para pensarlo y hacerlo. Fue abrir el cajón del viaje de mis sueños, eso que siempre en una tertulia con amigos dices que es el recorrido que te encantaría hacer o al que los llevarías. Por eso los circuitos son muy pasionales. Son viajes que no están diseñados porque el turismo quiera ir a esos lugares, sino porque nosotros queremos ensañarles eso o porque la gente lo pide por algún valor afectivo”.

Para Miguelillo “esta situación excepcional ha supuesto que se haga de la necesidad virtud. Es decir, esta idea de viajes exclusivos, de autor, ya existía y estaba en mente de Europamundo, pero nunca había habido tiempo para llevarla a cabo”.

Embed

Notas de Tapa